Según un estudio de la Universidad de Oxford “El Alzheimer no puede con la música”. El área cerebral donde se alojan los recuerdos musicales parece ser que se ve menos dañada por la enfermedad. Los estragos que provoca en el cerebro y, en particular en la memoria, pero una gran parte de los enfermos conservan sus recuerdos musicales aún en fases más tardías.

Este estudio señala las posibles causas de este fenómeno: la música la guardamos en áreas cerebrales diferentes de las del resto de los recuerdos.

El lóbulo temporal, es la parte del cerebro encargada de gestionar nuestra memoria auditiva, guardamos la música en una red centrada en esta zona. Pero también es la zona que sufre antes la devastación del alzhéimer. ¿Cómo se explica entonces que muchos enfermos no sepan ni su nombre ni cómo volver a su casa pero reconozcan aquella canción que les emocionó décadas atrás? ¿Cómo algunos pacientes son incapaces de articular palabra y, sin embargo , llegan a tararear temas de cuando ellos todavía podían recordar?.

Para contestar estas cuestiones investigadores de varios países europeos liderados por neurocientíficos del Instituto Max Planck de Neurociencias y Cognición Humana de Leipzig (Alemania) han realizado un doble experimento. Por un lado buscaron que zonas del cerebro se activan cuando oímos canciones, y por otro lado, una vez localizadas estas, analizaron si, en los enfermos de alzhéimer, estás áreas cerebrales presentan algún signo de atrofia o, por el contrario, resisten mejor a la enfermedad.

Los investigadores explicaron que la hipótesis de que la experiencia de oír música es, para el cerebro, diferente de la de recordarla y en ambos procesos intervienen redes cerebrales diferentes. Comprobaron a través de resonancia magnética funcional (fMRI) que la música se aloja en zonas del cerebro diferentes de las áreas donde se guarda los otros recuerdos.

La memoria musical es procesada en áreas cerebrales que no son las que habitualmente se asocian con la memoria episódica, la semántica o la autobiográfica según el neurocientífico Max Planck y coautor del estudio, Jörn-Henrik Jacobsen. Indican que hay que ser cauteloso cuando se afirma algo tan absoluto como esto. Explica que las zonas que mostraron mayor activación al recordar las canciones fueron el giro cingulado anterior, situado en la zona media del cerebro, y el área motora presuplementaria, ubicada en lóbulo frontal.

Las áreas del cerebro donde se aloja la memoria se ve menos dañada en la enfermedad, según la Fundación de Alzheimer España, Fátima Pérez-Robledo, indica que los resultados del estudio vienen a confirmar su práctica “Muchos de los enfermos igual no recuerdan el nombre de un familiar pero sí la letra de una canción”, asegura.

Estos estudio ayudan, a saber que la música es una de las pocas armas que tienen los terapeutas para hacer frente al avance del alzhéimer.

Demencia Alzheimer

El gráfico muestra (en rojo, arriba) el giro cingulado anterior donde se almacenan los recuerdos musicales. Más abajo, visión bilateral de tres biomarcadores de Alzhéimer, en rojo las más afectadas. / MPI F. HUMAN COGNITIVE AND BRAIN SCIENCES

Estudio Why musical memory can be preserved in advanced Alzheimer’s disease de Jörn-Henrik Jacobsen , Johannes Stelzer , Thomas Hans Fritz , Gael Chételat , Renaud La Joie , Robert Turner

Según Published by Oxford University

Desde el centro de Salusmayores, se realizan talleres de musicoterapia a nuestros usuarios, donde buscamos optimizar su calidad de vida y mejorar sus salud física, social, comunicativa, emocional e intelectual y su bienestar. No solo en pacientes con Alzheimer , también en otras demencias, este tipo de terapias producen mejoras en la comunicación, la socialización y las capacidades cognitivas, perceptivas o físico-motrices.