Es muy  importante que sepamos ayudar a nuestro familiar a moverse , cuando no pueda hacerlo independientemente debido  al  curso progresivo de enfermedades como el parkinson, alzheimer, demencias…, así como por las secuelas como consecuencia de un ictus.

Con las movilizaciones se pueden evitar y/o reducir la aparición de complicaciones como atrofias musculares, rigidez articular,  úlceras por presión y  alteraciones de la circulación sanguínea.

Vamos a diferencias diferentes conceptos que se utilizan muy a menudo.

  • MOVILIZACIÓN: movimiento que se realiza sobre una misma superficie, implicando cambios de posición.
  • TRANSFERENCIA: movimiento que se realiza de una superficie a otra, de un plano a otro y de una posición a otra.
  • BIPEDESTACIÓN: Acción de mantenerse erguido sobre dos pies que caracteriza la locomoción.
  • SEDESTACION: Capacidad de mantenerse sentado de manera autónoma.
  • DECUBITO : postura que implica estar tumbado, existiendo así varias maneras de denominar esta posición Decúbito supino (boca arriba), decúbito prono (boca abajo) y  decúbito lateral (de lado).

Principios básicos a tener en cuenta para realizar las transferencias y movilizaciones

  • Adaptar el medio para facilitar la movilización.
  • Explicar al familiar lo que vamos a hacer, es muy importante describir el movimiento y solicitar la máxima participación de la persona. Basaremos la movilización en el contacto puesto que la información táctil puede aumentar la participación del familiar.
  • Intentar no mover todo el cuerpo a la vez, ni en un único movimiento. Movilizaremos imitando el movimiento del cuerpo humano para evitar lesiones.
  • Siempre que sea posible, emplear un único cuidador para realizar la movilización. Es muy importante no causar daño ni al familiar ni al propio cuidador por lo que hay que intentar que el cuerpo del familiar este alineado y el cuidador mantenga una postura correcta. El cuidador siempre se colocara del lado del movimiento, a la altura del paciente, pies en posición de paso para poder transferir el peso , rodillas flexionadas y espalda recta.

MOVILIZACIONES

Las movilizaciones más frecuentes que realiza un cuidador se dan en la cama y en la silla. A continuación describimos como poder realizar estas movilizaciones.

  • MOVILIZACIONES EN CAMA

DESPLAZAMIENTO  LATERAL EN LA CAMA :

EL Cuidador  se colocara en el lado donde se va a realizar el desplazamiento.

Prepara al familiar para poder realizar la movilizacióncolocando las manos del familiar en su tripa y flexionando sus  rodillas.

EL antebrazo del cuidador  pasara por debajo de los hombros del familiar a la altura de la cintura escapular y desplazaremos hacia nosotros.

Luego colocaremos el antebrazo por debajo de su cintura pélvica y volvemos a desplazar hacia nosotros.

Finalmente volverá  a colocar su antebrazo por los huecos poplíteos(parte posterior de la rodilla)  del familiar y desplazaremos de nuevo.

PASAR DE UN DECÚBITO A OTRO

Para realizar esta movilización es necesario girar la cabeza del familiar al lado donde vamos a voltear. Separaremos el brazo más cercano al borde de la cama.

Flexionaremos su pierna  contraria del lado que queramos realizar el volteo, con su  pie apoyado en la cama.  Colocamos una mano a nivel del hombro, apoyando su antebrazo sobre nosotros. La otra mano del cuidador la pondremos sobre la pierna flexionada.

Estando preparados en la posición anterior procederemos a  girar al familiar.

PASAR DE UN DECÚBITO A SEDESTACIÓN.

El familiar estará colocado al borde de la  cama en decúbito lateral (movilización anterior)

El cuidador colocara una mano a nivel de la cintura escapular(homoplatos) , sosteniendo con su antebrazo la cabeza del familiar. La otra mano rodea sus piernas por detrás de las rodillas y realizamos a la vez el movimiento de subir el tronco y bajar las piernas.

  • MOVILIZACIONES EN SILLA

SENTARTE HACIA ATRÁS.

Nos colocaremos detrás del familiar, le colocaremos de manera correcta donde mantenga su cuerpo alineado.

Inclinaremos hacia delante su tronco y colocaremos nuestros brazos por debajo de las axilas del familiar. Una vez preparados en esta posición llevaremos el cuerpo del familiar hacia atrás y arriba para poder colocarlo de manera correcta en sedestación.

SENTARSE HACIA EL BORDE

Para realizar esta movilización nos colocaremos delante del familiar. Trabajaremos en secuencias movimiento primero una pierna y luego la otra. Es muy importante mantener una alineación correcta del cuerpo del familiar.

Fijamos un lado del familiar con nuestra rodilla  y pie para evitar que se resbale.  Colocaremos nuestro antebrazo  en su cintura escapular y  la otra mano en la cadera del lado que vamos a mover.

Una vez dispuestos en la posición anterior trasladaremos el peso de nuestro familiar hacia nosotros, liberando la otra pierna y adelantándola.

Después inclinaremos el lado contrario y haremos lo mismo alternando ambos lados hasta llegar a la posición deseada.

TRANSFERENCIAS

A continuación explicaremos las transferencias más frecuentes:

PASAR DE SEDESTACIÓN  A BIPEDESTACIÓN

Un asiento muy profundo y bajo dificultará a la hora de realizar la transferencia. Es importante que este sentado a borde y el asiento sea elevado para poder facilitar este paso.

El familiar parte de estar sentado al borde de la silla con una postura alineada, teniendo especial importancia que su espalda este recta.

Una vez colocado el familiar al borde de la silla, mantendremos especial cuidado en que su espalda este  recta,  las rodillas flexionadas y pies apoyados en el suelo detrás de la línea media de las rodillas.

El cuidador se colocara delante del familiar fijando con sus rodillas las del familiar,  manteniendo sus piernas en posición de transferir peso.

Le pedimos a nuestro familiar que rodee con sus brazos nuestros hombros. El cuidador colocara sus manos a nivel de la pelvis y bloqueamos sus rodillas con las nuestras. Manteniendo la postura inclinaremos el tronco del familiar hacia delante y hacia arriba , indicándolo que mire con la cabeza hacia arriba para poder facilitar la posición final de bipedestación.

PASAR DE BIPEDESTACIÓN A SEDESTACIÓN

Los pasos a seguir para realizar esta transferencia es igual que la anterior pero en sentido opuesto.  Es importante mantener una postura  correcta tanto del familiar como del cuidador.

El familiar estará de espalda a la silla, tocando con la parte posterior de las rodillas la silla.

Le pedimos que rodee con sus brazos nuestros hombros y colocaremos nuestras manos a nivel de la pelvis, bloqueando sus rodillas con las nuestras.

Pediremos ayuda al familiar indicando que flexione su tronco y para ellos puede ayudar pidiéndole que doble la cabeza hacia abajo y el cuidador ir desplazándolo al asiento hasta terminar en sedestación.

PASAR DE UNA SUPERFICIE A OTRA

Para realizar esta transferencia combinaremos las dos transferencias anteriores , teniendo en cuenta que hay que realizar un giro entre una y otra. Existen productos de apoyo que nos ayudan a realizar este giro  y reducen la sensación de miedo del familiar.

Ante cualquier duda que pueda surgir a la hora de realizar una movilización y/o transferencia os aconsejamos que os pongáis en contacto con un profesional que pueda facilitaros y ayudaros en el aprendizaje  de estas técnicas que son muy importantes y necesarias en el día a día para cuidar a vuestros familiares pero también al cuidador.

En Salus Mayores Centro de Día en Madrid estamos disponibles para responder todas sus dudas.