Una lesión cerebral viene dada por un traumatismo craneoencefálico, un ictus, aneurisma, etc. En esta entrada vamos a analizar cómo te puede ayudar un logopeda tras un Ictus.

La diferencia del ICTUS respecto a otros conceptos similares es que se presenta de forma aguada y siempre afecta al Sistema Nervioso Central, y, aunque existen diferentes tipos, todo tienen en común que se presenta de forma repentina.

Según la zona dañada se pueden ver afectadas las funciones del habla, el lenguaje, la voz y la deglución.

En estos casos es fundamental la valoración e intervención por parte del Logopeda. Es muy importante que la rehabilitación se inicie lo antes posible, ya que los primeros 6 meses es cuando más plasticidad tiene el cerebro.

Tras un ictus el paciente acude con diferentes problemas, pero los más habituales son:

  • Problemas de comprensión: entender conversaciones, la televisión, problemas de localización, desubicación, etc.
  • Problemas de producción: incapacidad de hablar, expresar sentimientos o emociones, problemas para mantener conversaciones, etc.
  • Problemas de deglución: atragantamientos durante las comidas, aumento de la producción de saliva, dificultad para tragar, etc.
  • Problemas respiratorios: apnea del sueño, mala coordinación fonorrespiratoria, etc.

El trabajo del logopeda lo que pretende es conseguir un modo de comunicación lo más inmediato y eficaz posible, lo que hará que se cree menos ansiedad tanto por parte del paciente como de su entorno más cercano.

En muchos casos será necesario instruir a los familiares y a las personas de su entorno  para poder trabajar también en casa y no sólo en consulta, y así poder ir todos trabajando lo mismo y hacer que la rehabilitación sea más fructífera.

 

Departamento de Logopedia de Salus Mayores

Natalia Santiago González

Logopeda nº Colegiado: 28/0830 CPLCM