Existe un gran abanico de formas distintas de envejecer, y cada uno de nosotros lo hacemos de manera diferente, los factores biológicos, los genes,  la interacción social,  el comportamiento y factores ambientales, influyen entre sí, produciendo una manera diferente de envejecer de manera compleja para cada una de las personas.

Realizar un estilo de vida saludable ayuda a prevenir, debemos tener en cuenta la existencia de tres premisas fundamentales: la actividad física regular, la estimulación intelectual y una vida social intensa. En investigaciones llevadas a cabo por el psicólogo Christopher Herzog, del Instituto de Tecnología de Georgia, que público en 2009 una investigación donde concluyó que la disfunción del intelecto podía frenarse al introducir cambios que condujeran a un estilo de vida activo en el plano cognitivo y físico.

De esta manera las personas de la tercera edad activas y ágiles dan poca importancia al hecho de que su flexibilidad cognitiva disminuya, y pueden realizar dos tareas a la vez sin percatarse; mientras que otros individuos con los mismos años cumplidos requieren de una mayor concentración para realizar dos tareas de manera simultánea esto se debe por el déficit de recursos que tienen disponibles.

No solo mantenerse activo es importante, también son las emociones, las motivaciones y las metas en la vida, además de una alimentación sana y equilibrada.

Es importante para poder lograr estos efectos estables en el rendimiento cognitivo,  ejercitar funciones cognitivas básicas, tales como el cambio de una tarea a otra, la elección de una estrategia de resolución de un problema que sea la más adecuada, se trata de desarrollar habilidades cognitivas.

Según Heidelberg  (2010), psicólogo especialista en senectud, afirma que cumplir años no comporta por sí mismo una reducción del bienestar y de la vida social.

La esperanza de vida actual esta por encima de los 80 años, y la vejez no abarca solo los últimos años sino todo lo contrario, ocupa un tercio de nuestro recorrido vital  Hans-Werner Whal (2010), es por ello importante la prevención como la promoción de la salud en este sector de la población, y ayudar a moldear la forma de envejecer de cada uno de nosotros de manera mas saludable. En Salus Mayores, Centro de Día en Madrid ayudamos y entendemos cada caso en particular para que moldear la forma de envejecer sea lo más saludable posible.

Gema Sa Hernández

Psicóloga del Centro Salus Mayores