• SOMOS ESPECIALISTAS
    EN ICTUS

    talleres salus
¿Qué es un ictus?

EL ICTUS ES UNA ENFERMEDAD CEREBROVASCULAR (ACV) QUE AFECTA A LOS VASOS SANGUÍNEOS QUE LLEVAN LA SANGRE AL CEREBRO. OCURRE CUANDO UN VASO SANGUÍNEO SE ROMPE O SE TAPONA POR UN COÁGULO E IMPIDE LA LLEGADA DE OXÍGENO Y NUTRIENTES A LAS CÉLULAS NERVIOSAS, QUE ACABAN MURIENDO.

A PARTIR DE LOS 55 AÑOS, AUMENTA LA PROBABILIDAD DE SUFRIR UN ICTUS Y EXISTEN FACTORES QUE PREDISPONEN A PADECERLO, COMO TENER LA TENSIÓN ALTA, DIABETES, UN PROBLEMA CARDIOVASCULAR, FUMAR, BEBER ALCOHOL, ETC…

ENTRE OTRAS SECUELAS, PUEDEN APARECER DÉFICIT DEL LENGUAJE, PROBLEMAS COGNITIVOS Y TRASTORNOS EMOCIONALES, QUE PUEDEN RESTAR CALIDAD DE VIDA A LA PERSONA.

¿Qué profesionales se ocupan del Ictus en Salus Mayores?

  • Médicos

  • Enfermeros

  • Terapeutas ocupacionales

  • Fisioterapeutas

  • Monitores de tiempo libre

  • Logopedas

  • Psicólogos y neuropsicólogos, entre otros.

¿Qué objetivos persiguen?

Todos ellos trabajan de forma coordinada en un plan de rehabilitación único para cada paciente, para mejorar su recuperación y minimizar las secuelas del ictus.

La intervención, dependiendo de la necesidad del paciente, se puede llevar a cabo en varios niveles:

  • Prevención: En personas que han sufrido más de un accidente cerebro vascular (ACV), que se les han detectado como grupo de riesgo o sufren pequeñas isquemias que pueden dar lugar a un cuadro demencial, trabajamos en la educación y puesta en marcha de programas de control de los factores de riesgo, a través de la dieta, el ejercicio físico, la estimulación cognitiva y el control de la tensión arterial y otros parámetros como colesterol, coagulación, etc).
  • Movilidad: Desde  la fisioterapia neurológica, se trabaja en la recuperación de miembros hemipléjicos, de parexias de miembros superiores, inferiores y parexias faciales, tanto en la reducción de la espasticidad como en la recuperación del movimiento. Se abordan problemas de equilibrio y coordinación como consecuencia del ictus. En casos de afectación severa como estados de consciencia mínima se trabaja en movilización pasiva y fisioterapia respiratoria.
  • Habla: Desde neuropsicología y logopedia se trabaja conjuntamente en la recuperación del lenguaje expresivo y comprensivo en afasias, apraxias del habla o disartrias. En casos en los que la recuperación no es posible ayudan al paciente a la instauración de sistemas de comunicación alternativa y entrenan en recursos comunicativos al propio paciente y a su familia.
  • Nutrición: Dietas personalizadas para mejorar el estado de salud, controlar factores de riesgo y  mejorar procesos como la disfagia (alteración en la deglución de los alimentos). Complementado con la supervisión de las comidas realizadas en los centros y la prescripción médica de suplementos nutricionales adecuados.
  • Cognición: Otras áreas cognitivas como memoria, atención, praxis, percepción, razonamiento, planificación, juicio social, control cognitivo, entre otras, a menudo se encuentran deterioradas tras un ictus. El programa de rehabilitación cognitiva llevado a cabo por neuropsicólogos ponen en marcha todos los mecanismos posibles para la reinstauración de la capacidad o la compensación de los déficits.
  • Sociabilización y ocio: A menudo, la persona que ha sufrido un ictus debe dejar de hacer algunas de las actividades que le aportaban placer y satisfacción, saber adaptar a sus gustos las actividades o proponer otras dentro de su interés es un trabajo fundamental para el bienestar emocional y la autoestima de la persona que ha sufrido cambios en su vida, el terapeuta ocupacional junto con los monitores de ocio son los profesionales adecuados para poder hacer esta aceptación y transición con éxito.
  • Emociones y comportamientos: Tras sufrir un ictus, es frecuente encontrar cambios en la personalidad, en los comportamientos y en las emociones de la persona que se suman a otras dificultades haciendo que a menudo la familia se sienta con pocos recursos y herramientas para manejar el día a día. El psicólogo especializado puede ofrecer apoyo, información y tratamiento de esta sintomatología.
  • Asesoramiento en productos de apoyo: El terapeuta ocupacional es el profesional adecuado para formar y aconsejar sobre la modificación del entorno y los productos que pueden facilitar las tareas diarias del paciente y la familia de una persona que ha sufrido un ictus.
  • Información y acompañamiento: en etapas agudas del ictus, desde la hospitalización hasta la puesta en marcha del programa de rehabilitación y la adaptación a la casa tras la fase hospitalaria.
CALENDARIO TERAPÉUTICO

Realizamos salidas culturales fuera del centro y actividades de ocio con un objetivo terapéutico: no frenar a realizar actividades sociales a pesar de las secuelas visibles de la enfermedad de Parkinson.

APOYO Y ASESORAMIENTO A FAMILIARES

En los diferentes momentos de la enfermedad y adaptados a las circunstancias personales. Se proporciona información y acompañamiento profesional para anticipar y prepararse ante las dificultades.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar