Las razones que motivan el reposo en cama son muy diversas, puede tratarse de una necesidad inherente al tratamiento, una consecuencia de la discapacidad provocada por la enfermedad, o una reacción espontánea del paciente al sentirse enfermo. Cuando una persona precisa encamamiento prolongado se produce la afectación importante de aparatos y sistemas:

  • APARATO LOCOMOTOR: Se encarga directamente del movimiento y es el más afectado por el reposo, produciendo rigideces o anquilosis articulares; pérdida de fuerza, atrofia y rigidez muscular; a nivel óseo puede producir osteoporosis y alteraciones en el sistema nervioso central (SNC), puesto que disminuye los estímulos (cinestésicos, visuales, táctiles, auditivos, sociales) debido al encamamiento prolongado produciendo alteraciones de la coordinación y el equilibrio.
  • ALTERACIONES EN EL SISTEMA CARDIOVASCULAR: Se produce la pérdida del efecto de redistribución del flujo sanguíneo de la periferia a la circulación central produciendo una disminución del volumen sistólico, retorno venoso y consumo tisular de oxígeno y aumentando las resistencias periféricas. Como consecuencia se puede producir intolerancia al ejercicio, hipotensión postural y tromboflebitis o incluso un TEP(tromboembolismo pulmonar)
  • ALTERACIONES EN EL SISTEMA RESPIRATORIO:
    • Disminución de volúmenes pulmonares, disminuye la expansión de la caja torácica, la respiración es menos eficaz.
    • Ineficacia del aclaramiento mucociliar.
    • Desequilibrios en la relación ventilación/perfusión (es necesario equilibrio V/P para que el oxígeno que entra sea eficaz oxigenando la sangre. Disminución de la fuerza de los músculos abdominales (expectoración) y respiratorios.
    • Las consecuencias podrían ser: atelectasias; neumonía (lo más frecuente son neumonías por aspiración de comida al árbol bronquial); sobreinfecciones (muy frecuentes); hipoxia.
  • COMPLICACIONES UROLÓGICAS
    • Incontinencia: personas de edad avanzada
    • Infección urinaria
    • Litiasis: piedras en este caso en el riñón
    • Retención urinaria : varones prostáticos o/y de edad avanzada
  • COMPLICACIONES DIGESTIVAS
    • Anorexia (a pesar de ello, frecuente aumento de peso por la inactividad).
    • Reflujo gastro-esofágico (debido a la posición de tumbado, en muchas ocasiones tienen que alimentarse en esta posición por lo que aumenta predisposición a la aspiración pulmonar de contenido gástrico).
    • Estreñimiento,fiebre, confusión, retención urinarias.
    • Incontinencia fecal: Frecuente en ancianos inmovilizados, asociado a incontinencia urinaria.
  • ALTERACIONES ENDOCRINO-METABÓLICAS:
    • Malnutrición: no está muy clara su causa.
  • ALTERACIONES EN LA PIEL
    • Aparición de úlceras por presión (UPP).
      • Área de necrosis celular localizada, debida a alteración mecánica, vascular y linfática de la piel y tejidos más profundos, situados entre el plano óseo y una superficie externa resistente (dura: órtesis, yeso, plástico mal puesto).
      • Uno de los riesgos más serios y frecuentes del paciente inmovilizado.
    • Además de la presión, influyen:
      • La fricción (arrastre de la piel sobre la superficie de apoyo, cuando traccionamos del paciente en la cama).
      • La humedad (incontinencia, sudoración).
      • Aumenta temperatura cutánea (aumenta alteraciones circulatorias) y mala ventilación.

Ahora puedes consultar el resto de Artículos de nuestro blog o volver a la página de inicio de Centro de Día Salus Mayores.