El aumento de la esperanza de vida hace que el envejecimiento en la población sea un hecho real. Hay que destacar la implantación de las nuevas tecnologías (TIC´s) a la sociedad actual, que supone importantes ventajas en las personas mayores de 65 años, pero que muchas veces es evidente el distanciamiento que esto supone o genera en el uso y aprovechamiento de estas y las personas mayores.  Y este distanciamiento  puede estar condicionado por las siguientes cuestiones:

  • No tener conocimiento de la utilidad que pueden tener, muchos de nuestros mayores desconocen la utilidad de algunos dispositivos o instrumentos y que estos pueden mejorar su calidad de vida.
  • A la hora de utilizarlos, la complejidad en el uso, es otro de los hándicap que se encuentran, puede ser demasiado complejo para ellos.
  • Incluso otro porcentaje de personas ni lo intentan, piensan que en cualquier momento tocar una tecla inadecuada, perder la información o incluso borrar el contenido del disco duro, puede ser una catástrofe.
  • Dificultad para poder acceder a dispositivos o instrumentos por su alto coste que aun suponen.

Personas mayores y nuevas tecnologías

En este contexto, las personas mayores tienen que hacer un esfuerzo aun mayor que el resto de la sociedad para adaptarse y evolucionar al mismo ritmo que la tecnología avanza, debería  formar parte  del presente de una manera más activa y visible, para que nuestros mayores sean capaces de beneficiarse de lo que las nuevas tecnologías pueden ofrecerles.

En los últimos años los modelos de intervención están basados en el mismo objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas mayores, prevenir el deterioro cognitivo característico del envejecimiento y disminuir la posible dependencia.

Actualmente, se están desarrollando diferentes programas de intervención en las demencias, con el objetivo de favorecer y optimizar diferentes procesos cognitivos, estos programas o muchos de ellos se apoyan en campos del conocimiento de las nuevas tecnologías, donde ofrecen programas de intervención cognitiva diseñados para este fin.

Las nuevas tecnologías ofrecen un abanico de posibilidades que pueden llegar a ser muy útiles para el tratamiento. Cada vez es mayor el uso de programas con pacientes con deterior cognitivo, para los familiares y para especialistas que trabajan con ellos (Alzheimer Real Invest Demenc. 2008) y algunos de los beneficios que las nuevas  tecnologías  pueden ofrecer a las personas mayores serían las siguientes:

  • Las nuevas tecnologías puede ser sinónimo de comunicación, es útil poder enviar o recibir correos electrónicos, relacionarse con diferentes personas en las redes sociales y estar informados ya que pueden tener acceso a información relacionada con la salud y con las personas mayores en general.
  • Supone romper el aislamiento que les afecta algunas personas mayores, mantenerse más activos.
  • Aprender nuevos retos, es un gran aliciente para motivar a las personas mayores y mejorar su calidad de vida.
  • Favorecer su autonomía, acceder a información de manera inmediata sobre recursos que pueden ser les útiles y de apoyo en la vida diaria.

 La falta de actividad cognitiva explica la disminución de la capacidad de aprendizaje en la vejez, por ello es fundamental estar activos, aprender nuevos retos, realizar entrenamiento cognitivo continuo, tener una alimentación sana, realizar actividad física regular, viajar, salir con los amigos y/o familiares. Desde Centro de Día Pozuelo Madrid, trabajamos para que todo esto sea posible, y donde también, algunos de nuestros programas de entrenamiento cognitivo se apoyan en las nuevas tecnologías ofreciendo a nuestros usuarios nuevas formas de aprendizaje.

Gema Sa Hernández

Psicóloga de Salusmayores