A continuación se proponen una serie de ayudas o consejos que pueden facilitar la comunicación de personas con afasia:

  • Utilizar un lenguaje adecuado a una persona adulta, en ningún caso es un niño y a veces se olvida. Establecer una conversación natural.
  • Utilizar oraciones cortas y sencillas cuando hablemos con nuestro familiar para facilitar la comprensión.
  • Evitar situaciones comunicativas con demasiadas personas que hablen a la vez. Intentar hablar a la cara de la persona con afasia para favorecer la posibilidad de que haga lectura labial.
  • Repetir el contenido de las palabras o señalar palabras claves para aclarar el significado de la oración, según sea necesario. A veces ayuda usar gestos e imágenes, dibujando, para que se nos entienda correctamente, o facilitar la primera sílaba de la palabra, etc.
  • Favorecer encuentros con amigos, familiares, vecinos, etc.
  • Enlentecer ligeramente la velocidad a la que se le habla.
  • Preguntar y valorar la opinión de la persona con afasia, especialmente con respecto a los asuntos familiares.
  • Tener paciencia para esperar su respuesta y trate de anticipar su respuesta.
  • No le desanime extrañándose de su forma de hablar.
  • No corregirle con frecuencia. Todo intento de comunicación ha de ser válido.
  • Intentar que todos los miembros de la familia contribuyan a enriquecer y fomentar la conversación durante el día.
  • Darle todo el tiempo que necesite para conversar.
  • Favorecer la lectura de palabras o frases cortas.
  • Repetir palabras, cantar canciones, completar refranes, series automáticas (días, meses números…)
  • Incorporar al paciente en las actividades de otros miembros de la familia, por ejemplo hablándole de lo que se está haciendo. No se debe hablar por el paciente, a menos que sea absolutamente indispensable.
  • Asegurarse que el mensaje ha sido comprendido a través de preguntas al respecto.
  • Permitir al paciente que sea independiente, en función de sus capacidades y limitaciones.
  • Realizar actividades normales de su día a día: comer sentado en silla, ver la televisión, pasear, leer, ir al servicio siempre que sea posible…etc.
  • Informar de la patología y de las limitaciones que conlleva de forma clara.

En cuanto a la orientación temporoespacial:

  • Revisar de forma diaria un calendario con días, semanas, meses y año. Saber en qué día estamos.

ejercicios afasia

  • Ejercicios de seguimiento de órdenes sencillas espaciales y temporales como: Arriba–abajo, izquierda–derecha, antes–después, etc…

Para trabajar memoria inmediata:

  • Ejercicios de recuerdo de series automáticas, versos, canciones, refranes, oraciones, etc…
  • Ejercitar comprensión verbal:
    • Ejercicios de establecimiento de relaciones lógicas causa. Ejemplo: ¿quién lo hace? – El niño.
    • Ejercicios de establecimiento de relaciones semánticas sujeto–objeto. Ejemplo: ¿quiénes iban juntos? – Los dos amigos.
    • Ejercicios de establecimiento de relaciones entre verbo–complemento directo. Ejemplo: ¿qué le da?- Una flor.
    • Ejercicios de establecimiento de familias léxicas y semánticas. Ejemplo: Nombres de Prendas de vestir, de animales, etc…
    • Ejercicios de adjetivos antónimos.
    • Ejercicios de sinónimos.

Para fomentar la expresión verbal:

  • Utilización de la entonación prosódica y la melodía para repetir palabras y frases hechas.
  • Ejercicios de emparejamiento palabra–símbolo (fotografía o dibujo).

Ejercicio emparejamiento palabras

  • Describir imagen o fotografía.

Repetición:

  • Repetición de letras, sílabas y palabras.
  • Repetición de oraciones cortas.
  • Repetición de dichos o refranes populares.

Lectura:

  • Trabajar el abecedario y los sonidos correspondientes a cada letra. Ejemplo, la t con la a, suena “Ta”.
  • Ejercicios de asociación gestual a las vocales.
  • Dictado de vocales.
  • Lectura de sílabas.
  • Lectura de palabras con su dibujo correspondiente en la misma ficha.
  • Ejercicios de emparejamiento de imágenes–rótulos escritos.
  • Lectura de frases cortas.

Escritura:

  • Escritura de automatismos como firma, dirección o el nombre de seres queridos.
  • Escritura de vocales en dictado.
  • Completamiento de las vocales que faltan en palabras escritas.
  • Completamiento de palabras omitiendo primero la letra inicial, luego la final y por último, alguna de las intermedias.
  • Dictado de sílabas.
  • Dictado de palabras.

Copia:

  • Copia de dibujos, letras, sílabas, palabras y frases.

 

Estos ejercicios tratan de una pequeña ayuda para familiares con pacientes afásicos. No obstante es imprescindible la intervención del logopeda y de un equipo multidisciplinar que trabaje con estas personas.

 

 

Raquel Galindo

Diplomada en Logopedia

Centro de día Salus Mayores