Terapia ocupacional Parkinson

La Terapia Ocupacional desempeña un papel fundamental a la hora de combatir el Parkinson.
En la actualidad la enfermedad del Covid-19 nos ha supuesto una interrupción de nuestras vidas tal y como las conocíamos hasta ahora, por lo que nuestras rutinas han cambiado y hemos tenido que añadir otras nuevas, lo que nos supone nuevos aprendizajes.Dentro de la población existe un grupo a los que esta situación les ha afectado en mayor proporción, estos son nuestros mayores, aún más aquellos casos más vulnerables que presentan patologías y son usuarios habituales de servicios de rehabilitación y centros de día.

A continuación te explicamos cómo trabajan los expertos en terapia ocupacional y como esta actúa frente al Parkinson.

Actuación de la Terapia Ocupacional

La terapia ocupacional es una profesión socio-sanitaria capacitada para luchar contra el Parkinson, desde la que se interviene a nivel físico, cognitivo y emocional, intentando volver poco a poco a la rutina de siempre dentro de lo posible y respetando las medidas de seguridad indicadas por el Ministerio de Sanidad.
Los terapeutas ocupacionales intervenimos en las áreas mencionadas anteriormente evaluando cada una de ellas para identificar e intervenir en aquellas que se encuentren deterioradas y que estén provocando una disminución en la autonomía y la calidad de vida de las personas mayores.

Objetivos de la Terapia Ocupacional con la Enfermedad

Desde el equipo de terapia ocupacional trabajamos desde actividades complejas en el domicilio, como apoyar al equipo de enfermería trabajando con las personas tareas de aseo y cuidado personal, para evitar la aparición de úlceras por presión, técnicas de posicionamiento, cambios posturales, trabajo de las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, etc. Por otro lado, otras tareas más sencillas, como la orientación temporo-espacial y personal, trabajar el deterioro cognitivo, promover la activación física, promover las habilidades sociales, etc., todas ellas se pueden trabajar tanto en los domicilios como en los centros de día. Un centro de día especializado en rehabilitación de Parkinson es una excelente forma en el tratamiento de  la enfermedad día a día.

Actividades para trabajar el Parkinson en casa

A continuación proponemos desde la terapia ocupacional algunas ideas de actividades que se pueden realizar en el tratamiento contra el Parkinson en el caso de que nuestros mayores se encuentren en cuarentena en el domicilio y no puedan acudir a sus centros de día y a sus citas de rehabilitación:

A nivel físico:

  • Realizar paseos más o menos largos, según nos permita el espacio en el que se encuentre, un par de veces al día.
  • Realizar una tabla de gerontogimnasia, sobre todo para aquellas personas que tengan movilidad reducida. Estas tablas se pueden encontrar algunas en youtube, consiste en una serie de ejercicios fáciles de movilizaciones activas de todas las articulaciones de nuestro cuerpo, desde cabeza/cuello hasta los pies y tobillos.
  •  Si por el contrario, la persona está encamada, es importante movilizaciones pasivas y cambios posturales.

A nivel cognitivo:

  • Mantener una rutina es muy importante, desde que se levantan hasta que se acuestan, tener un horario establecido con las tareas a realizar a lo largo del día.
  • Mantener una orientación temporal, espacial y personal. Es importante saber dónde está, qué día es e incluso, mantener al mayor orientado en la actualidad comentando la situación. También en este sentido es primordial que el entorno sea familiar, cercano y conocido.
  • Ejercitar las funciones cognitivas y la memoria: A través de actividades de ocio como pasatiempos, juegos de mesa, puzles, adivinanzas, refranes, recordar canciones, escuchar música, cantarla y comentar sobre las canciones, coser, tejer, hacer manualidades, cuidado de plantas, de animales, etc. o colaborando en las tareas diarias del hogar, adaptándose a las capacidades y gustos de cada persona.
  • Mantener el contacto con familiares y personas conocidas, ejercitando el lenguaje.

A nivel emocional:

Mantener hábitos: como decíamos anteriormente, intentar mantener una rutina, horarios de sueño, rutinas diarias.

  • Realizar ejercicio físico.
  • Mantener una alimentación saludable y equilibrada.
  • Evitar la sobre-información, no es bueno estar las 24 horas del día con el mismo tema, conocer sólo aquellas noticias verídicas y oficiales.
  • Adoptar medidas de prevención, higiene y aislamiento, para preservar el estado de salud.
  • Realizar actividades gratificantes, actividades que a la persona le guste y les provoque bienestar.
  • Realizar actividades de relajación. Tales como yoga, mindfulness, técnicas de relajación de Jacobson, etc.
  • Mantener el contacto con familia y amigos, sentir cerca a los seres queridos ayuda emocionalmente.
  • No infravalorar el riesgo, pero tampoco aumentarlo. Ser prudentes con las medidas adoptadas, no obsesionarse, ya que puede generar más estrés.

Es muy importante pensar que esta situación es temporal y que todo esto algún día pasará, mantener una mente positiva ayudará a vivir ésta época de una forma más tranquila y haciendo la enfermedad del Parkinson más llevadera.

Lucía Lucas Sánchez.
Terapeuta Ocupacional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *