• TU EXPERIENCIA
    EN SALUS MAYORES

    por-que-salus

“Ahora tengo ganas de hacer cosas y de hablar con la gente.”


Me llamo Alicia y tengo 78 años. He trabajado 30 años en una farmacia y después de ama de casa.

Soy gallega. En Lugo vivía sola y vine a pasar las navidades a Madrid con mi hija Carmen y enfermé y me quedé aquí.

En el centro de SALUS MAYORES estoy muy bien. Vine porque me encontraba débil y mal de ánimo después de estar en el hospital. Ahora tengo ganas de hacer cosas y de hablar con la gente.

Vengo todos los días y lo primero que hacemos cuando llegamos es comentar las noticias que nos lee Cristina. Así sabemos todo lo que pasa por el mundo.

Luego hacemos la gimnasia: ejercicios en grupo y luego otros ejercicios individuales como pedales, la lámpara de calor, ejercicios en la camilla etc. Me gusta mucho y me encuentro mejor desde que hago ejercicio.

Después del gimnasio hacemos fichas de estimulación para la memoria, la escritura y al final del día hacemos las manualidades.

Lo que más me gusta es la gimnasia ya que es lo que más falta me hace.

Desde que vengo al centro me encuentro mejor físicamente y también de ánimo. Me llevo muy bien con los compañeros y con la gente que trabaja aquí. Además así estoy acompañada y no me quedo sola en casa. Estoy muy contenta de venir.

Alicia G.

“…Es como si lo conociera de toda mi vida, me encuentro bien, a gusto con mis amigos.”


Nací en Madrid, en el año 1927. He sido siempre muy feliz con mis hermanos, éramos cuatro. En el año 1936 estalló la guerra Civil, yo era una niña, con 9 años me tocó vivir la guerra. Desde que estalló la guerra empecé a vivir en la cava baja, hay un dicho que dice y siempre recuerdo: “de aquí a la cava baja la vista es la que trabaja”.

A mí siempre me ha gustado trabajar. Tenía una tienda de curtidos en Concepción Jerónimo, nunca he puesto pegas para el trabajo, hacia lo que hiciera falta.

Solía salir los domingos porque los demás días había que trabajar y no se podía descuidar el trabajo. Cuando salía, me gustaba ir a la verbena con mis amigos, bailar e ir al cine…

Aquí hacemos muchas cosas y cuando nos ponen la música folclórica soy la primera en ponerme a cantar aunque canto como los demonios, pero bueno.

Me gusta estar aquí porque es como si lo conociera de toda mi vida, me encuentro bien, a gusto con mis amigos.

Amparo.

“…Lo que más me gusta es la unión que existe entre los que trabajan y los que estamos aquí para mejorar nuestras vidas.”


María Consuelo, me llaman Chelito la bien hecha. Labios rojos, manos frisa y corazón caliente son características mías.

Me considero una persona alegre, generosa, amiga de mis amigos. Me gusta mucho bromear, si veo alguien triste me preocupo por él e intento sacarle la mejor de las sonrisas con mis dimes y diretes. Si preguntas en el centro por mí, seguro que nadie me conoce jajaja.

Vine al centro de día SALUS MAYORES porque me lo recomendaron para tener mayor actividad, que es muy beneficiosa para mí. Yo al principio no quería venir, pero he encontrado muy buenas amigas y las chicas de aquí son muy amables y se ven que son vocacionales.

El centro me ha enseñado a estar más unida a mis amigas como una familia. Me viene muy bien porque me mantengo activa de cabeza y cuerpo, aquí puedo conversar con más gente y estoy más entretenida. Siempre hay algo que hacer.

Me gusta venir aquí todos los días para hacer gimnasia sobre todo el “torrradero”, cuando veas humo es que ¡la Chelito se ha quemado! Me gusta hacer lo de la música, soy la primera que canto, estas dotes artísticas vienen de familia. Las fichas que nos ponen son muy buenas para mejorar nuestras capacidades, nos ayuda a recordar cosas. A parte me gusta mucho el centro porque estoy con personas que puedo hablar y seguir manteniendo la amistad con ellas.

Lo que más me gusta es la unión que existe entre los que trabajan y los que estamos aquí para mejorar nuestras vidas.

“RECUERDAME QUE RECORDAR ES VOLVER A VIVIR EL TIEMPO QUE SE FUE Y NO VOLVERA”.

Chelo.

“De SALUS MAYORES me gusta todo, son centros con mucha luz, te da mucha vida y cuentan con amplias instalaciones.”


Nací en La Coruña (El Ferrol). Mi padre murió antes de que yo naciera, por eso mi madre trabajó muy duro para sacarme hacia adelante, fui muy feliz, mi madre era muy buena, pero a la vez muy recta, no me faltó nunca de nada.

A los 15 años, conocí a mi marido estudiando bachiller, empezamos como amigos y al final terminamos casándonos y teniendo 4 hijas, que siempre están pendientes de sus padres.

Vine a SALUS MAYORES porque me enteré de su inauguración, y me gustaba la idea de venir y seguir aprendiendo.

SALUS MAYORES me ha aportado mucho, me ha ayudado a tener más seguridad en mí misma, mi comportamiento también ha mejorado, porque soy muy contestataria y me han enseñado a comportarme y a saber dominar mi carácter.

Vengo a SALUS MAYORES porque no me gusta estar sola en casa, aquí me siento muy acompañada, he hecho muchas amistades y me gusta la compañía que tengo en el centro y me enseñan muchas cosas, y que como yo siempre digo el aprender nunca ocupa lugar.

Me dedico cuando estoy en el centro a estar con mis compañeros y hacer todo lo que me dicen los profesionales, hacemos terapias, manualidades…

De SALUS MAYORES me gusta todo, son centros con mucha luz, te da mucha vida y cuentan con amplias instalaciones.

El personal que compone SALUS MAYORES es muy amable y atento conmigo y muy cariñoso nos tratan muy bien y yo estoy agradecida con ellos por ello, aunque reconozco que soy a veces muy protestona, pero nos sentimos muy queridos por ellos.

Elvira.

“Cuando vine al centro el primer día iba en silla de ruedas, con el tiempo, esfuerzo y trabajo he conseguido dejar aparcada la silla.”


Soy viudo y hago una vida normal. Vengo a SALUS MAYORES 3 días a la semana, los días que estoy en casa no hago nada, ¡estoy hecho un vago! Cuando vine al centro el primer día iba en silla de ruedas, con el tiempo, esfuerzo y trabajo he conseguido dejar aparcada la silla.

El venir a SALUS MAYORES fue decisión de mi hijo, yo no quería venir, pero él insistió en que debía de venir porque tenía que mejorar mi estado y que sería bueno para mí.

Según han pasado los días estoy mejor que antes, día a día me voy encontrando mejor. Me siento más hábil, más útil porque me valgo por mí mismo en muchas actividades. Ahora los días que no vengo al centro me aburro como una ostra, me gusta venir porque estoy entretenido, hablo con mis compañeros y amigos y trabajo.

Los días que vengo van a buscarme mi compañera Lolita y el conductor Felipe. No me quejo del viaje ¡vengo muy bien acompañado! Cuando llegamos nos reciben de manera muy cariñosa, el personal es muy cercano y enseguida te dan confianza. Al poco de llegar empezamos el taller de prensa donde leemos las noticias y comentamos algunas de ellas. Cuando terminamos yo me voy al gimnasio con Mara, me gusta mucho y además me viene muy bien para ejercitar el cuerpo. Al salir de la gimnasia, estoy deseando reponer fuerzas con un café que me sabe buenísimo. Una vez repuestas las fuerzas empezamos a ejercitar la memoria y el cerebro con fichas y también con las manos.

Según pasa el tiempo el hambre se va notando y cuando nos llaman para comer estoy deseando ir a sentarme a la mesa con mis compañeras.

Cuando termino de comer, voy al baño donde realizo la higiene bucal, me viene muy bien para mantener una correcta higiene y favorecer la independencia de esta actividad.

Una vez que termino en el baño, me espera el sillón. Hay que reposar la comida mientras vemos las noticias para no perdernos detalle de la actualidad.

A las 15.30 viene Felipe a por nosotros, nos volvemos a ir Lolita, Pura y yo juntos a casa. Me despido de ellas y esperando al próximo día que me toca venir para poder disfrutar de un día como el que os he contado, de la camarería y amistad que tenemos todos los que estamos aquí y recibir el cariño de todos los que trabajan hacia nosotros.

Juan.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar