Parkinson

La demencia es una enfermedad que se caracteriza por una pérdida progresiva de la memoria y otras habilidades cognitivas que afectan a la persona para desarrollar con normalidad las tareas cotidianas. A medida que avanza la enfermedad la persona va requiriendo más supervisión y cuidados, el curso natural de una demencia conduce a la persona a su deterioro progresivo hasta la muerte. Las cifras de personas que sufren Alzheimer se encuentra en aumento vertiginoso.

Definición de demencias

Según el manual diagnóstico DSM-5, demencia o como lo citan literalmente en el manual: “trastorno neurocognitivo mayor” es diagnoticada, si existe una alteración cognitiva significativa (por ejemplo memoria, lenguaje o aprendizaje) y el deterioro cognitivo interfiere en la independencia de las actividades básicas de la vida diaria.  Para el diagnostico de “deterioro cognitivo leve” la persona debe mostrar una moderada alteración cognitiva, pero este deterioro no debe influir en el desempeño de las actividades cotidianas. Y para ambos es necesario especificar si la causa de la disfunción cognitiva es Enfermedad de Alzheimer (EA), demencia frontotemporal, cuerpos de Lewy u otras condiciones.

Según la SEN (Sociedad española de neurología) los criterios para el diagnóstico de la demencia son:

1. Alteraciones de al menos dos de las siguientes áreas cognitivas

Memoria

Atención / concentración

Lenguaje

Gnosias

Praxias

Funciones visuoespaciales

Funciones ejecutivas

Conducta

2. Estas alteraciones deben ser:

  • Adquiridas, con deterioro de las capacidades previas del paciente comprobado a través de un informador fiable o mediante evaluaciones sucesivas
  • Objetivadas en la exploración neuropsicológica
  • Persistentes durante semanas o meses y constatadas en el paciente con nivel de conciencia normal.

3.Estas alteraciones son de intensidad suficiente como para interferir en las actividades habituales del sujeto, incluyendo las ocupacionales y sociales.

4. Las alteraciones cursan sin trastorno del nivel de conciencia hasta fases terminales, aunque pueden ocurrir perturbaciones transitorias intercurrentes.

Tipos de demencias

Existen varias formas de clasificar las demencias: según sus causas, sus síntomas o su localización en la afectación cerebral.  Aquí vamos a exponer la clasificación según sus causas, y a continuación se comentarán algunos aspectos clínicos de las demencias más frecuentes (Alzheimer, cuerpos de Lewy, Parkinson, frontotemporal, vascular, mixta).

Atendiendo a las causas diferenciamos demencias primarias y secundarias.

Demencias Primarias
Enfermedad de Alzheimer
Demencia por cuerpos de Lewy
Demencia asociada a Parkinson
Demencia Frontotemporal
Poco frecuentes: Huntington, degeneración corticobasal, parálisis supranuclear progresiva.
Demencias secundarias
Demencias Secundarias
Demencia vascular
Hidrocefalia
Procesos expansivos (tumores cerebrales)
Causas infecciosas: complejo de demencia asociado a SIDA, neurosífilis (entre otras)
Demencia por priones: Creutzfeldt-Jacob (entre otras)
Endocrino-metabólicas: encefalopatía urémica, hipotiroidismo (entre otras)
Carenciales: falta de vitamina B, ácido fólico (entre otras)
Tóxicas: Alcohol, metales pesados, litio, metotrexano (entre otras)
Traumática: demencia postraumática
Demencias mixtas
Enfermedad de Alzheimer con enfermedad cerebrovascular asociada
Otras demencias combinadas (Alzheimer con cuerpos de Lewy)

 

ALTERACIONES MÁS FRECUENTES:

Demencias más frecuentes