C/Universidad, 4, 28224, Pozuelo Alarcón, Madrid

C/ de Montesa, 11, 28006, Madrid

C/ de Alenza, 3, 28003, Madrid

C/ de Uruguay 21, 28016, Madrid

Este jueves 27 de Mayo de 2021, realizamos la Actividad de Salud con  los Usuarios del Centro sobre la importancia de mantenerse bien hidratado.

Explicamos como el riesgo de Deshidratación en personas con mayor edad es más elevado que en el resto de la población. Con la edad se reduce la posibilidad de responder a una mayor temperatura externa y disminuye la sensación de sed.

Por tanto, es importante que estas personas se hidraten bien. Para ello, también es importante que las personas que conviven con ellas (cuidadores y familiares) sepan reconocer la deshidratación en cuanto aparezcan los primeros signos.

Síntomas de Deshidratación

Algunos de los síntomas de deshidratación más frecuentes son: Sed, una persistente fatiga, apatía, calambres musculares, debilidad, menos orina y de un color amarillo oscuro. También es posible experimentar una sensación de náuseas, dolor de cabeza, mareo, labios agrietados, boca seca, problemas de memoria, confusión, respiración rápida y un aumento de los latidos del corazón.

Plan de Hidratación

Para evitar esta situación, estas personas deberían beber entre 1.5-2 litros de agua durante todo el día, lo que corresponde con una medida aproximada de  6-8 tazas de té. De esa forma, podremos mantener el equilibrio hídrico adecuado.

Como ejemplo de un Plan de Hidratación, podríamos beber por la mañana, un vaso de leche con avena; a media mañana, un vaso de zumo espesito; con la comida, un vaso de agua con espesante; después de comer, un yogurt; antes de la cena, una gelatina; durante la cena, otro vaso de agua con espesante, y de postre, otra gelatina.

Este plan podría aumentarse en verano (a consecuencia del calor). En caso de diarrea o vómitos, también se recomienda aumentar la cantidad de líquido a ingerir.

También debemos tener en cuenta que podemos ingerir alimentos y otros líquidos para conseguir estar bien hidratado, como son las verduras, hortalizas, frutas, etc
Por ejemplo: manzanas, pepinos, apio, coliflor, lechuga, fresas, sandía y tomates, entre otros).

Las frutas y verduras, por ejemplo, pueden contener entre un 90% y un 95% de agua, y suponen unos 675 ml de la ingesta de agua diaria total para un adulto sedentario.

Debemos evitar el alcohol y la cafeína por sus efectos diuréticos, porque sólo conseguiríamos agravar la situación.

Contactanos
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?