C/Universidad, 4, 28224, Pozuelo Alarcón, Madrid

C/ de Alenza, 3, 28003, Madrid

C/ de Uruguay 21, 28016, Madrid

En los centros de día Salusmayores la fisioterapia es una de las terapias que se trabajan en adultos y personas mayores. Pero ¿qué es la fisioterapia para mayores?

La fisioterapia para mayores puede ser utilizada tanto para el tratamiento de lesiones o patologías como para la prevención de estas. En el centro se realiza un meticuloso programa de rehabilitación adaptado a cada persona según su edad y capacidades físicas y cognitivas. Además, cuando se trata de un grupo de personas mayores, de edades similares y que comparten las capacidades nombradas anteriormente se pueden realizar sesiones grupales, lo cual muchas veces es más entretenido que una sesión individual.

Otra ventaja que destacar de la fisioterapia es que si el paciente por algún motivo no puede desplazarse al centro donde se realice la sesión, es el fisioterapeuta quien puede trasladarse al domicilio del paciente.

PROMOCIÓN DE BIENVENIDA
Los 3 primeros días GRATIS
Tramitamos tu ayuda económica
Reserva ya tu plaza

Nuestros servicios de Fisioterapia

Enfermedades Degenerativas

Fisioterapia Neurológica

Servicio de fisioterapia disponible en nuestros centros de día

¿Qué es la fisioterapia para mayores?

La fisioterapia es la rama de las ciencias de la salud en la que se evalúa y trata a personas cuyo movimiento se encuentra limitado a causa de una lesión, enfermedad o deterioro por la edad. Además, cuenta con numerosas técnicas y diversas ramas; encontramos fisioterapia neurológica, respiratoria, pediátrica, geriátrica, traumatológica, etc.

¿Para qué sirve?

Al explicar para que sirve la fisioterapia en este tipo de adultos se necesita dividir en dos partes. Fisioterapia en los adultos con limitación funcional y fisioterapia en los mayores sin limitación funcional.
La fisioterapia para mayores,  en pacientes con limitación sirve para recuperar y devolver la funcionalidad total (o al menos parte de ella) de aquella parte del cuerpo afectada por una lesión o enfermedad. Cuando no es posible una recuperación total, lo que hace esta terapia es adaptar y facilitar en lo máximo posible las capacidades físicas del paciente para que pueda afrontar las actividades diarias ante su nueva situación con la mayor independencia posible.
Por otro lado, la fisioterapia en pacientes sin limitación es un medio de prevención, pues lo que busca es mejorar y mantener una activación física de todo el cuerpo para evitar lesiones o cualquier tipo de daño. Este tipo de fisioterapia normalmente se puede realizar en cualquier entorno; un centro, un gimnasio, un domicilio e incluso al aire libre. Actividad física es sinónimo de salud, y por medio de la fisioterapia se consigue optimizar ese estado de salud enlenteciendo los procesos degenerativos asociados a la edad.

Prevención

Como se acaba de indicar en las líneas anteriores la fisioterapia no solo sirve como tratamiento, sino que también es un gran medio de prevención. Los fisioterapeutas son sanitarios que cuentan con los conocimientos necesarios para establecer un programa de ejercicio o entrenamiento a toda aquella persona que quiera mejorar o fortalecer su estado de salud. Sobre todo, cuando esa persona trae una patología de base que, aunque no afecta al movimiento de ninguna parte del cuerpo y no sea una lesión como tal si que se deben tener presentes a la hora de pautar algún ejercicio como pueden ser la diabetes y/o la hipertensión, muy frecuente en adultos y mayores.

Diagnóstico

En fisioterapia, al igual que en otras ramas sanitarias es necesario seguir un protocolo y orden para poder obtener el máximo beneficio de esta terapia. Este se explica a continuación:
1. Se debe realizar una valoración exhaustiva del paciente, donde se realizará una entrevista personal, una observación de pruebas de imagen e informes complementarios si el paciente los puede aportar y una exploración física.
2. A raíz de los resultados obtenidos en la valoración se establecerá un diagnóstico principal a partir del cual nos guiaremos para crear unos objetivos y tratamiento.
3. Establecer y acordar entre profesional y paciente cuales son los objetivos que se quieren conseguir y en que periodo. Siempre es recomendable establecer objetivos a corto, medio y largo plazo.
4. Tras la puesta en común de los objetivos a lograr llega la hora de empezar con el tratamiento. Un programa o plan elaborado por el profesional que se ajuste a las capacidades del paciente y que a la vez consiga resultados.
5. Se deben realizar reevaluaciones continuas, tanto de las capacidades del paciente como del tratamiento elegido para él. Renovar el plan cada cierto período de tiempo y sobre todo mantener al paciente adherido al programa.

Rehabilitación

La rehabilitación es aquella parte de la fisioterapia que SI trata patología. Se encarga de la recuperación total o parcial de la zona afectada intentado devolver al paciente su “normalidad” antes de la enfermedad. La rehabilitación variará en función de lo que se vaya a tratar. Además, no tiene que haber un sitio específico donde recibir ese tratamiento. Como se nombró anteriormente la rehabilitación en muchas ocasiones se puede recibir en el domicilio. De hecho, trabajar en el hogar muchas veces supone una ventaja pues es el lugar donde las personas pasan la mayor parte del tiempo y sobre todo donde desempeñan las actividades básicas de su vida, como puede ser ir al baño, ducharse, cocinar, limpiar, comer, etc. Igual que en el gimnasio o centro contaremos con material necesario para este proceso, en el domicilio contaremos con la vida real y el día a día del paciente, objeto imprescindible de tratamiento. Por ello muchas rehabilitaciones se realizan tanto en domicilio como en gimnasios, haciendo una combinación clave entre ellos.

Centro especializado en fisioterapia para mayores

Para una familia, la hora de decidir que uno de sus mayores deba iniciar algún tipo de rehabilitación ya sea física o cognitiva es un momento difícil y que conlleva normalmente momentos de estrés o agobios. También el comunicárselo a ellos es un factor que complica aún más la situación. Debido a todo ello, los profesionales sanitarios recomendamos siempre que estos adultos acudan a centros especializados en el tratamiento y cuidado de mayores ya que son establecimientos que cuentan con profesionales capacitados y cualificados para este trabajo y también llenos de empatía y paciencia, dos factores claves para el trato con los mayores.
Es de esta manera como podemos asegurarnos de que nuestros mayores reciban el mejor trato que se les pueda ofrecer y que sobre todo se sientan a gusto con la nueva rutina que deban empezar.

Últimos posts de nuestro blog

Contactanos
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?