C/Universidad, 4, 28224, Pozuelo Alarcón, Madrid

C/ de Montesa, 11, 28006, Madrid

C/ de Alenza, 3, 28003, Madrid

C/ de Uruguay 21, 28016, Madrid

La terapia ocupacional para mayores es la rama encargada de analizar, evaluar, graduar y adaptar las actividades de la vida diaria para que de esta forma las personas tengan una mayor independencia en su día a día. En el caso de las personas mayores la terapia ocupacional se hace imprescindible para mejorar su calidad de vida y con ello conseguir una mejora de su salud en general.

Se entiende por SALUD, según la OMS: «La salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad».

A día de hoy la terapia ocupacional para mayores es una profesión usada para paliar aquellos problemas físicos y psicológicos ligados con el paso de los años. Se ha observado que con el trabajo diario con un terapeuta ocupacional se producen beneficios en los adultos mayores y personas, que bien tras un accidente o bien por deterioros asociados a la edad su nivel de independencia se ha visto afectado.
El objetivo principal de la terapia ocupacional en el ámbito de los adultos mayores es conseguir una mayor funcionalidad, para obtener una mayor independencia de la persona, utilizando actividades con sentido para cada persona, para motivar y con unos objetivos individuales.

terapia ocupacional

PROMOCIÓN DE BIENVENIDA JUNIO
Los 3 primeros días GRATIS
25% de dto los 2 primeros meses
Reserva ya tu plaza

Nuestros servicios de Terapia Ocupacional para mayores

Descubre todos nuestros servicios en nuestros centros de día en Madrid

Servicio de Terapia Ocupacional disponible en nuestros centros de día

¿Qué es la terapia ocupacional para mayores?

La definición de la Terapia Ocupacional (T.O.) según la OMS es la siguiente: «es el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social».

Sus profesionales son conocidos como terapeutas ocupacionales, son los encargados de ayudar a las personas a participar en las actividades que necesitan para poder llevar un día a día lo más independiente posible, así como aconsejar y enseñar el uso de nuevas técnicas o productos de apoyo para que se cumpla dicha autonomía. Para ello hacen uso de actividades y/o talleres terapéuticos. La terapia ocupacional es un trabajo y una actividad del ámbito sanitario que busca que una persona con problemas físicos, psíquicos o sensoriales pueda valerse por sí mismo y de manera independiente en su vida diaria.

La terapia ocupacional para mayores , ligada a la geriatría desde sus inicios, analiza, evalúa, gradúa y adapta las actividades de la vida diaria para facilitar la autonomía de las personas. En el caso de las personas mayores se convierte, por tanto, en una herramienta esencial para su salud y calidad de vida.

Para aquellas personas que hayan sufrido algún accidente o patología que haya limitado su autonomía a cualquier nivel, las actividades de la vida diaria (AVD) tienen un papel fundamental para el auto mantenimiento y la participación familiar y social.

Gracias a la terapia ocupacional es posible abordar el envejecimiento desde la perspectiva de la autonomía, la actividad y el bienestar general. En la actualidad es una herramienta de trabajo muy efectiva para afrontar los problemas físicos y psicológicos vinculados a la tercera edad y sus beneficios con adultos mayores y personas dependientes han quedado demostrados.

El fin de la T.O es conseguir la máxima funcionalidad de la persona con algún tipo de limitación, ya sea física, cognitiva, conductual o una variedad de ellas, a través de la actividad con sentido y/o talleres terapéuticos con unos objetivos tanto generales como específicos. En resumen, el trabajo de un terapeuta ocupacional busca la autonomía de los mayores y personas con limitaciones, ayudando a mejorar/potenciar sus habilidades y suplir los déficits.

Beneficios de la terapia ocupacional para mayores

En el caso del adulto mayor, el terapeuta ocupacional con un conjunto de técnicas y tareas, consigue mejorar las condiciones de las personas, para paliar en la medida de lo posible los déficits que se producen por la edad y por las enfermedades, ayudándoles a adaptarse a la nueva situación.
Para la intervención de un terapeuta ocupacional es preciso realizar inicialmente una valoración de las condiciones y de las capacidades de cada uno de los mayores, así como una valoración de su entorno más inmediato. El trabajo de los terapeutas consiste en desarrollar planes de trabajo y procedimientos que funcionan para mantener e incluso mejorar las capacidades de la persona, siendo necesario en muchas ocasiones la ayuda de sus familiares y cuidadores.

En el caso concreto de la terapia ocupacional para mayores los beneficios de estas actividades se pueden percibir en patologías que se encuentran vinculadas a la geriatría y al deterioro a nivel mental y físico que ocurre con el devenir de los años.

Entre los trabajos que realiza un terapeuta ocupacional con el adulto mayor podemos destacar los siguientes:

  • Estimulación de las diferentes funciones cognitivas: El terapeuta ocupacional trabaja la estimulación cognitiva y sensorial, para estimular la función cerebral, lo que conlleva que los mayores se mantengan mentalmente activos y evita un deterioro más rápido de las funciones cognitivas (atención, memoria, cálculo, lenguaje, etc.).
  • Prevenir las posibles lesiones físicas mediante ejercicios articulares e higiene corporal.

La terapia ocupacional para mayores ayuda a conocer nuevos movimientos, cuando ya no se pueden realizar los que normalmente estamos acostumbrados a hacer. Ayudan al conocimiento del uso de productos de apoyo que nos ayuden a tener una mayor autonomía en el día a día. También se encargan de enseñar movimientos y hábitos corporales higiénicos, es decir, movimientos que eviten la aparición de futuras lesiones.

Con la edad, muchas personas padecen de dolores permanentes que afectan a diferentes partes del cuerpo, como articulaciones, huesos, etc. Gracias a la labor de la terapia ocupacional es posible adaptar la actividad de la rutian diaria a estas nuevas condiciones, lo que ayuda a no hacer esfuerzos de más que provoquen mayor dolencia.

La terapia ocupacional para mayores enseña estrategias para, como hemos comentado anteriormente, una correcta higiene postural, para encontrar posturas más cómodas y apropiadas que eviten un aumento del dolor y de dependencia de la persona.

En rasgos más generales, los terapeutas ocupacionales también aportan otros beneficios, como pueden ser:

  •  Son los encargados de explorar los intereses que posea la persona mayor, a través de los cuales llevará a cabo el tratamiento para que haya una mayor motivación.
  •  Identifican las barreras físicas del entorno más inmediato, que provocan un aumento de la dependencia de la persona.
  • Mejoran la capacidad funcional a través del uso de diferentes actividades significativas para el paciente.
  • Mantienen la autonomía de las personas mayores trabajando directamente sobre las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria.
  •  Desarrollan las destrezas motrices y sensoriales.
  • Adaptan el entorno inmediato a su situación funcional en cada etapa de la vejez.
  • Enseñan y/o entrenan a las familias y cuidadores.

Principales funciones del Terapeuta ocupacional

El trabajo de los terapeutas ocupacionales se basa en desarrollar diferentes estrategias y actividades destinadas a mejorar/mantener las habilidades de cada persona, para proporcionar una mayor autonomía en día a día.

Se encargan de proporcionar un entorno seguro y autónomo, para ello necesitará la colaboración de los familiares y cuidadores. Pueden asesorar sobre diferentes adaptaciones a llevar a cabo en los domicilios y en el entorno, para favorecer la autonomía del mayor. Así como aconsejar del uso de diferentes productos de apoyo existentes en el mercado, para seguir fomentando dicha autonomía.
Es importante el feedback entre familia/terapeuta ocupacional, para estar al día de los cambios que van surgiendo en las capacidades del mayor y así poder actuar con tiempo y poder recomendar revisiones médicas o realizar cambios en el tratamiento para poder alcanzar los objetivos propuestos, o incluso en ocasiones cambiar dichos objetivos.

Otra función importante de la terapia ocupacional para mayores es mantener activos a las personas mayores, evitando con ello la inactividad y el sedentarismo, trabajando a nivel muscular, articular, fuerza, propiocepción, equilibrio, coordinación, etc., para hacer frente a las posibles caídas o lesiones.

Para que el tratamiento sea efectivo es importante la implicación del mayor dentro y fuera de las sesiones, ya que todo lo que se trabaja en ellas hay que extrapolarlas al día a día para ir entrenando, puesto que se encontrará con dificultades a la hora de realizar las actividades básicas diarias y habrá que buscar una solución para vencerlas.

 

Talleres de Terapia Ocupacional para mayores

El principal objetivo de la terapia ocupacional en la vejez consiste en promover un envejecimiento saludable y activo. Los cambios físicos, psicológicos y sociales que ocurren con el paso del tiempo, irrumpen en la capacidad que tenemos las personas para realizar las actividades diarias, lo que provoca un impacto importante en la calidad de vida.
Cuando éstas actividades de la vida diaria se ven afectadas por motivos físicos, sensoriales, cognitivos, emocionales, mentales, etc., el terapeuta ocupacional puede ayudar a retomar la independencia y autonomía para lograr una mayor calidad de vida a través de múltiples talleres.
A continuación detallamos algunos de los talleres que realizan los terapeutas ocupacionales en el ámbito de la geriatría para poder alcanzar los objetivos que se planteen:

  • Taller de orientación: esta terapia está destinada a favorecer la orientación en las tres esferas, temporal, espacial y personal.
  • Terapia Funcional: Esta terapia está destina a potenciar los sentidos, la sensibilidad, coordinación, destreza, visión espacial, motricidad (fina, gruesa, presa, pinza), reconocimiento de formas, para estimular/potenciar su funcionalidad en su día a día.
  • Terapia Cognitiva: Esta terapia está destinada a estimular las funciones cognitivas y potenciar aquellas en las que presentan menor deterioro. Se puede trabajar de forma individual, con apoyo de papel y lápiz o usando las nuevas tecnologías y también se puede trabajar con actividades grupales, donde de paso trabajaremos las habilidades sociales.
  • Laborterapia: El objetivo en esta terapia es trabajar la capacidad representativa simbólica, concentración, atención, agilidad bimanual, motricidad, además de favorecer las relaciones sociales, la capacidad comunicativa, su motivación e iniciativa.
  • Estimulación con música: Con esta actividad se quiere estimular a nivel sensorial para promover la comunicación y expresión de las personas, el movimiento, el ritmo, la organización y otros objetivos terapéuticos para trabajar y obtener beneficios en la globalidad de la persona (Físico, cognitivo, social, emocional).
  • Psicomotricidad: Es una intervención global donde actúan en los aspectos funcionales, perceptivos, sociales y cognitivos. Con esta técnica trabajamos la capacidad de comprender los movimientos del cuerpo (esquema corporal), estructurar mentalmente el espacio donde estos se realizan, el equilibrio, tono, lateralidad.
  • Actividades de ocio: el objetivo principal de este taller es el de mantener y mejorar sus habilidades psicosociales.
  • Ludoterapia: Mediante esta terapia queremos trabajar específicamente los objetivos destinados a las habilidades psicosociales sin olvidar los componentes motores y cognitivos precisos para un correcto desempeño.
  • Talleres de actividades de básicas e instrumentales de la vida diaria: donde supervisan, guían y dotan de las estrategias necesarias para la realización de estas actividades, minimizando los riesgos de caída, valorando el uso de productos de apoyo que se puedan necesitar, etc.

Últimos posts de nuestro blog

Contactanos
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?