En SalusMayores somos expertos en la rehabilitación de Parkinson en Madrid. En nuestro centro de día tratamos el Parkinson con nuestro completo equipo de profesionales, integrado por médicos, enfermeros y terapeutas ocupacionales. Somos especialistas en esta enfermedad desde hace muchos años, ofreciendo grandes resultados en la calidad de vida de nuestros mayores.

El parkinson es una enfermedad neurodegenerativa y crónica, que entre el 2015 y 2050 la padecerá el 22% de la población mundial. Afecta al sitema nervioso central , provocando diferentes síntomas motores: temblor, rigidez, movimientos más lentos, etc. Y otros no motores: depresión, trastornos del sueño, estreñimiento, etc. Con el apoyo necesario , puede asumirse de una forma más positiva y mejorar la calidad de vida. El objetivo de la rehabilitacion es optimizar la capacidad funcional y disminuir las complicaciones secundarias de la enfermedad.

PROMOCIÓN DE BIENVENIDA
Los 3 primeros días GRATIS
Tramitamos tu ayuda económica
Reserva ya tu plaza

Otros servicios de rehabilitación en Salus

Servicio disponible en nuestros centros de día

¿Qué es la Enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso, producida por la degeneración de neuronas encargadas de la producción de dopamina. La desregulación en los niveles de este neurotransmisor causa una actividad cerebral anormal, lo que conduce a un deterioro del movimiento y a otros síntomas característicos de la enfermedad. Una de las claves de mejora, es mediante ejercicios de rehabilitación de Parkinson.

A diferencia de otras alteraciones del sistema nervioso, la Enfermedad de Parkinson puede o no manifestar signos de demencia, especialmente en fases iniciales donde los síntomas más característicos se limitan al funcionamiento motor. No obstante, el rendimiento cognitivo de las personas con Parkinson se ve progresivamente deteriorado debido a la degeneración neuronal.

Los síntomas más representativos de la enfermedad son los siguientes:

  • Temblor en acción: de inicio insidioso y con predominancia en alguna de las extremidades. En fases más avanzadas se extiende al resto de extremidades.
  • Bradicinesia: Lentitud motora (al caminar, incorporarse, movimiento de extremidades inferiores, superiores, etc ).
  • Bradipsiquia: disminución considerable en la velocidad de procesamiento de la información.
  • Rigidez muscular.
  • Alteración de la postura y el equilibrio.
  • Pérdida de movimientos automáticos: tales como el balanceo de extremidades superiores al caminar, parpadear, sonreir, etc.
  • Cambios en el habla: Disminución del tono con tendencia a la disprosodia (habla monótona, sin ritmo ni melodía).
  • Cambios en la escritura: micrografía o alteración singular de la escritura que se caracteriza por una disminución en el tamaño de la caligrafía.

La progresiva afectación del tejido nervioso subcortical produce un deterioro cognitivo característico:

  • Déficit severo en la velocidad de procesamiento de la información.
  • Procesos atencionales complejos alterados (atender a dos estímulos de manera simultánea, alternar la atención en dos tareas, etc).
  • Funciones ejecutivas o superiores tales como el control atencional o la memoria de trabajo, también se encuentran alteradas.
  • Habilidades visoespaciales especialmente afectadas (rastreo visual analítico y holístico).
  • Procesos mnésicos afectados, concretamente la memoria inmediata y el aprendizaje procedimental.
  • Síntomas psicológicos: signos de apatía y depresión.

Rehabilitación del Parkinson en la Comunidad de Madrid

La rehabilitación de los trastornos neurocognitivos precisa de una atención especializada, ya que es necesario realizar una correcta valoración neuropsicológica de todas las funciones cognitivas que pueden presentar deterioro.

En el centro de día Salus Mayores somos conscientes de la gran variabilidad que existe entre las personas que presentan un mismo diagnóstico, por eso enfocamos la rehabilitación proponiendo un tratamiento personalizado y atendiendo a las necesidades diarias de estas personas.

El perfil de las funciones cognitivas más afectadas en la enfermedad de Parkinson nos permite enfocar la rehabilitación a dichos procesos, haciendo especial énfasis en aquellas funciones que aún se encuentren preservadas. De esta forma el programa de rehabilitación neuropsicológica del centro se orienta hacia los siguientes objetivos:

  • Estimular la velocidad de procesamiento de la información, así como los procesos atencionales más básicos, con el objetivo de ralentizar su deterioro.
  • Promover el continuo examen visoespacial, tanto a nivel holístico como analítico.
  • Ejercitar estrategias de codificación de la información, así como su posterior recuperación, con el objetivo de estimular los procesos mnésicos y lentificar su deterioro.

En esta misma línea también son relevantes aquellas funciones cognitivas que no sufren deterioro, ya que estimular su correcto funcionamiento promueve la compensación de los déficit del resto de funciones. Concretamente los dominios que no se encuentran alterados son los siguientes:

  1. Buena orientación: temporal, espacial y personal.
  2. Lenguaje preservado a excepción de la escritura (micrografía) y habla (disartria y disprosodia).
  3. Cálculo preservado.
  4. Sin déficit práxico

Programa de rehabilitación especializada

El programa de rehabilitación que ofrecemos desde el centro de día Salus Mayores (Madrid) atiende a las demandas individuales que nos trasladan los pacientes y sus familias.

El abordaje centrado en la persona es nuestro pilar fundamental a la hora de diseñar el programa de rehabilitación, dónde participa todo el equipo de profesionales del centro (fisioterapeutas, neuropsicólogos, médicos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, etc). De esta manera, el procedimiento que seguimos es el siguiente:

  • Evaluación del paciente por cada uno de los especialistas.
  • Análisis de los resultados de valoración y puesta en común en sesión clínica.
  • Informar al paciente y a las familias sobre el tratamiento que más se adecue a la sintomatología, así como los objetivos a perseguir a corto, medio y largo plazo.
  • Seguimiento semestral de los pacientes, análisis de los objetivos conseguidos y eficacia de los procedimientos realizados.

FISIOTERAPIA

En nuestros centros de Madrid desde el departamento de Fisioterapia trabajamos para mejorar el estado físico y retrasas la progresión de los síntomas motores con los siguientes objetivos:

  • Disminuir la rigidez que presentan las personas con Parkinson.
  • Reeducar patrones de marcha y mejorar postura.
  • Entrenamiento de las reacciones de enderezamiento y equilibrio.
  • Cinesiterapia pasiva y activa.
  • Potenciación muscular.
  • Mejorar la coordinación y motricidad fina.

Los tratamientos son personalizados encaminados a las necesidades que presenten o en el estadio que se encuentre la enfermedad, consisten en:

  • Programas de reeducación de la marcha en paralelas o en exteriores.
  • Ejercicios específicos con lastres y bandas elásticas.
  • Ejercicios de propiocepción.
  • Masoterapia
  • Movilizaciones pasivas, activo-asistidas y activas.

Toda la red de profesionales que componen los centros de día Salus Mayores de Madrid, se encuentran a su disposición para resolver de manera personalizada todas las dudas que nos planteen. Nuestro compromiso es ofrecer un tratamiento dirigido a mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

Tratamiento del Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno del sistema nervioso que afecta de manera progresiva al movimiento, principalmente. Este trastorno se asocia a una degeneración neuronal en los ganglios de la base, en concreto en la sustancia negra, que provoca una reducción de la liberación del neurotransmisor dopamina, implicado en procesos como la recompensa, la adicción y el movimiento. En la enfermedad de Parkinson la degeneración neuronal de la sustancia negra genera una serie de manifestaciones clínicas a nivel motor, tales como temblor en reposo, bradicinesia (movimientos lentos) y dificultad para comenzar los movimientos, rigidez y alteraciones de la postura y marcha.

Por ello el tratamiento del Parkinson rehabilitador ha de ser precoz y continuar durante todo el proceso de la enfermedad en el paciente. El tratamiento fisioterapéutico tiene los siguientes objetivos con el fin de generar en los pacientes un mayor grado de autonomía y mejorar la calidad de vida:

  • Mantener y/o mejorar rango articular.
  • Mantener y/o mejorar el tono muscular.
  • Reeducación de la marcha.
  • Trabajo de equilibrio y propiocepción.
  • Trabajo de coordinación.
  • Estimulación propioceptiva con el fin de mejorar el esquema corporal.
  • Reeducación postural.
  • Fisioterapia respiratoria.

Opciones de tratamiento

Para que el tratamiento sea efectivo en los pacientes con enfermedad de Parkinson es muy importante la estimulación constante y repetición de los movimientos con diferentes ritmos y velocidades. También es muy importante el trabajo de la doble tarea, es decir, que el paciente sea capaz de realizar dos acciones a la vez. Esto lo podemos trabajar a través de estímulos espaciales o temporales, como pueden ser auditivos (golpes en el suelo, metrónomos o música con el ritmo marcado) o visuales (huellas o líneas marcadas en el suelo), que demuestran una mejor cadencia, velocidad o longitud de los pasos.

La intervención con personas con Parkinson también puede y debe abordarse desde el ámbito de la terapia ocupacional. Los profesionales de nuestros centros de día tratan de ofrecer a los pacientes las herramientas y las adaptaciones necesarias para potenciar la autonomía de los mismos, ayudándoles a realizar con mayor independencia las actividades de la vida diaria u otras que se asemejen a ellas para fomentar su funcionalidad. Ver que son capaces de realizar las tareas por sí mismos puede ayudarles a sentirse más autoeficaces al no depender en tanta medida de otras personas, contribuyendo así a su autoestima y bienestar.

Asimismo, para realizar un abordaje integral que permita mejorar la calidad de vida y el bienestar de estos pacientes, también es necesario que se intervenga a nivel neuropsicológico, ya que esto ayudará a paliar la sintomatología que pudieran presentar derivada de las alteraciones a nivel atencional, en la velocidad de procesamiento y en las habilidades visoespaciales. Asimismo, algunos de los pacientes que padecen esta enfermedad pueden presentar una leve demencia que se manifiesta a través de la reducción de la fluidez verbal y de las habilidades visoespaciales previamente citadas. Para ello, durante las sesiones el profesional de esta rama ayuda al paciente a realizar unos ejercicios y dinámicas que requieren la puesta en marcha de todas estas funciones para prevenir su rápida pérdida y lograr su mantenimiento.

Los pacientes con Parkinson pueden presentar alteraciones del estado de ánimo debido a que perciben que, como consecuencia de su detrimento a nivel motor, sobre todo, cada vez se tornan más dependientes de otras personas para poder realizar las actividades del día a día que previamente eran capaces de llevar a cabo por sí solos. El hecho de no percibirse autoeficaces puede hacer que los pacientes experimenten emociones que percibimos desagradables, como la tristeza, la frustración, la ansiedad o la pérdida de motivación, ofreciendo en Salus Mayores el abordaje de estos aspectos a través de la psicoterapia. Con la ayuda de los psicólogos que trabajan en nuestros centros, los pacientes con Parkinson pueden aprender a normalizar el hecho de experimentar esas emociones como respuesta a una complicada situación, comprendiendo por qué reaccionan de esa manera y cómo afrontar dicha situación de una manera más funcional. Así, se pretende evitar la cronificación y agravamiento de estas alteraciones emocionales.

Por último, a pesar de que a día de hoy seguimos sin disponer una cura para la enfermedad de Parkinson, sí que existen ciertos fármacos que pueden contribuir a la reducción de la intensidad de la sintomatología presentada por los pacientes. Para los problemas a nivel motor suelen recetarse fármacos que incrementan la concentración de dopamina en el cerebro, como la levodopa. Por su parte, los posibles trastornos afectivos que pudieran presentar los pacientes con Parkinson pueden paliarse a través de antidepresivos como la nortriptilina y la venlafaxina, aunque es primordial combinar la toma de psicofármacos con sesiones de psicoterapia para incidir en la raíz del problema y lograr una mayor mejoría.

Empresa especializada en tratamientos del Parkinson en Madrid

En nuestros centros de día Salus Mayores ofrecemos una intervención multidisciplinar en la que intervienen profesionales de la Fisioterapia, de la Terapia Ocupacional, de la Psicología, de la Enfermería y de la Medicina que disponen de una amplia experiencia en el tratamiento de esta enfermedad para contribuir en mayor medida a la mejora de la calidad de vida de nuestros pacientes, prestando especial atención a las peculiaridades de cada caso para poder adaptar nuestros servicios a sus necesidades.

Últimos posts de nuestro blog

Contactanos
¿Necesitas ayuda?