C/Universidad, 4, 28224, Pozuelo Alarcón, Madrid

C/ de Alenza, 3, 28003, Madrid

C/ de Uruguay 21, 28016, Madrid

Las razones que motivan el reposo en cama son muy diversas, puede tratarse de una necesidad inherente al tratamiento, una consecuencia de la discapacidad provocada por la enfermedad, o una reacción espontánea del paciente al sentirse enfermo. Cuando una persona precisa encamamiento prolongado se produce la afectación importante de aparatos y sistemas:

  • APARATO LOCOMOTOR: Se encarga directamente del movimiento y es el más afectado por el reposo, produciendo rigideces o anquilosis articulares; pérdida de fuerza, atrofia y rigidez muscular; a nivel óseo puede producir osteoporosis y alteraciones en el sistema nervioso central (SNC), puesto que disminuye los estímulos (cinestésicos, visuales, táctiles, auditivos, sociales) debido al encamamiento prolongado produciendo alteraciones de la coordinación y el equilibrio.
  • ALTERACIONES EN EL SISTEMA CARDIOVASCULAR: Se produce la pérdida del efecto de redistribución del flujo sanguíneo de la periferia a la circulación central produciendo una disminución del volumen sistólico, retorno venoso y consumo tisular de oxígeno y aumentando las resistencias periféricas. Como consecuencia se puede producir intolerancia al ejercicio, hipotensión postural y tromboflebitis o incluso un TEP(tromboembolismo pulmonar)
  • ALTERACIONES EN EL SISTEMA RESPIRATORIO:
    • Disminución de volúmenes pulmonares, disminuye la expansión de la caja torácica, la respiración es menos eficaz.
    • Ineficacia del aclaramiento mucociliar.
    • Desequilibrios en la relación ventilación/perfusión (es necesario equilibrio V/P para que el oxígeno que entra sea eficaz oxigenando la sangre. Disminución de la fuerza de los músculos abdominales (expectoración) y respiratorios.
    • Las consecuencias podrían ser: atelectasias; neumonía (lo más frecuente son neumonías por aspiración de comida al árbol bronquial); sobreinfecciones (muy frecuentes); hipoxia.
  • COMPLICACIONES UROLÓGICAS
    • Incontinencia: personas de edad avanzada
    • Infección urinaria
    • Litiasis: piedras en este caso en el riñón
    • Retención urinaria : varones prostáticos o/y de edad avanzada
  • COMPLICACIONES DIGESTIVAS
    • Anorexia (a pesar de ello, frecuente aumento de peso por la inactividad).
    • Reflujo gastro-esofágico (debido a la posición de tumbado, en muchas ocasiones tienen que alimentarse en esta posición por lo que aumenta predisposición a la aspiración pulmonar de contenido gástrico).
    • Estreñimiento,fiebre, confusión, retención urinarias.
    • Incontinencia fecal: Frecuente en ancianos inmovilizados, asociado a incontinencia urinaria.
  • ALTERACIONES ENDOCRINO-METABÓLICAS:
    • Malnutrición: no está muy clara su causa.
  • ALTERACIONES EN LA PIEL
    • Aparición de úlceras por presión (UPP).
      • Área de necrosis celular localizada, debida a alteración mecánica, vascular y linfática de la piel y tejidos más profundos, situados entre el plano óseo y una superficie externa resistente (dura: órtesis, yeso, plástico mal puesto).
      • Uno de los riesgos más serios y frecuentes del paciente inmovilizado.
    • Además de la presión, influyen:
      • La fricción (arrastre de la piel sobre la superficie de apoyo, cuando traccionamos del paciente en la cama).
      • La humedad (incontinencia, sudoración).
      • Aumenta temperatura cutánea (aumenta alteraciones circulatorias) y mala ventilación.

Ahora puedes consultar el resto de Artículos de nuestro blog o volver a la página de inicio de Centro de Día Salus Mayores.

 

Contactanos
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?