Las personas mayores de 65 años y en especial los más mayores son los más afectados en las olas de calor, por ello tenemos que tener en cuenta ciertas recomendaciones y precauciones.

1. Disminuir las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Las prendas ligeras, las camisas de punto tupido y los pantalones largos bloquearán la mayor parte de la radiación solar. Las prendas más cómodas en los climas calurosos son las camisas de algodón de colores claros. La ropa debe ser cómoda y no demasiado ceñida.

Se recomienda cubrir la cabeza con sombreros o gorras.

2. Utilizar productos de protección solar con un factor elevado. Estos protectores deberán aplicarse, en cantidades generosas, 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño.

Recuerde que ni siquiera los productos de protección solar muy eficaces y que protegen frente a ambas radiaciones, UVB y UVA, pueden garantizar una protección total frente a los riesgos que la radiación ultravioleta entraña para la salud. La única forma de evitar completamente los daños del sol es evitar la exposición y, cuando esto no se haga, tomar las medidas de protección adecuadas para intentar disminuir el riesgo

3. Beber abundantes líquidos y con frecuencia aunque no se sienta sed. El cuerpo necesita agua para mantenerse hidratado.

4. Reducir las actividades al aire libre calurosas y evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17h) así como exposiciones prolongadas o siestas.

5. Evitar las bebidas alcohólicas pues alteran la capacidad de respuesta al calor y favorece la deshidratación. No abusar de líquidos con cafeína o mucho azúcar porque aumentan la eliminación de líquidos.

6. El sol puede dañar los ojos, por lo que es recomendable utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta (UV).

7. Mantener los medicamentos alejados del sol. Debemos tener cuidado con la toma de algunos fármacos y la exposición prolongada al sol porque algunos fármacos pueden ocasionar fotosensibilidad y quemaduras con la exposición al sol.

 8. Aumentar el consumo de frutas de verano y verduras (gazpachos ligeros y ensaladas frías) para recargar el organismo de sales minerales.

                                       ……¡Y A DISFRUTAR DEL VERANO!