El aumento de la esperanza de vida, asociado una mejora de las condiciones de vida, ha cambiado la demografía actual de las sociedades desarrolladas y es además la causa fundamental de que exista un notable envejecimiento de la población. El porcentaje de personas que presentan pérdidas  de memoria aumenta cada año, ya que esta pérdida progresiva desemboca en la pérdida de independencia y en algunas situaciones en enfermedades degenerativas causantes de síndromes de deterioro cognitivo o demencias.

La participación en actividades y en talleres de memoria tienen como objetivo, por un lado fomentar el envejecimiento activo, la capacidad de seguir aprendiendo, compartir diferentes experiencias y autonomía personal. Y por otro aprenden a cuidar y ejercitar sus capacidades cognitivas no solo de memoria si no también de atención, habilidades perceptivos-motoras, funciones ejecutivas, lenguaje y reconocimiento social, puesto que se relacionan entre sí, es importante trabajarlas en los talleres que realizamos en el centro de día.

Los talleres que realizamos en Salusmayores favorecen así una vida más activa y enlentecen en la medida de lo posible el deterioro cognitivo que se produce con el avance de la edad, estos talleres se adaptan a las características individuales de cada individuo que lo componen como el nivel de deterioro cognitivo, el nivel socio-cultural y educativo. Por ello contamos con diferentes grupos reducidos.

Nuestros talleres de memoria van dirigidos a personas sanas sin ningún tipo de patología que quieran realizar un entrenamiento en prevención, y mantenerse activos, también pueden realizarlo personas con deterioro cognitivo leve o leve-moderado. Ya que cada uno de nuestros talleres se adaptan a cada uno de nuestros usuarios proporcionando una mejora en la calidad de vida de los usuario del servicio y de sus familias, mediante la intervención integral.

Gema Sa Hernández

Neuropsicóloga