Enfermedad de Parkinson

Antes de comenzar será necesario aclarar qué es la cognición, con cognición nos referimos a todos los procesos mentales que nos permiten procesar la información, algunos de estos procesos son: la atención, la memoria o el razonamiento.

 

En Salusmayores trabajamos en la prevención a través de la estimulación cognitiva en los primeros años tras el diagnóstico.

 

La estimulación cognitiva es recomendable para todas las personas, del mismo modo que se recomienda hacer ejercicio para tener un cuerpo saludable, en forma y ágil, entrenar la mente para hacerla rápida y eficaz en el procesamiento de la información resulta muy recomendable. A pesar de que la estimulación cognitiva resulta beneficiosa para cualquier persona tiene especial sentido si la persona está diagnosticada de una enfermedad neurodegenerativa como la Enfermedad de Parkinson. Sabemos que las personas con reserva cognitiva resisten mejor y compensan por más tiempo los cambios en las redes cerebrales que conducen a situación de deterioro cognitivo o demencia.

 

Muchas personas tienen una vida intelectual rica por sus demandas laborales, sociales o por cómo dedican su tiempo de ocio, pero incluso en estas personas es recomendable introducir entrenamientos cognitivos específicos a través de juegos durante 10-15 min al día. Actualmente existen muchas facilidades que permiten acceder a estos programas a través de nuestro móvil o Tablet, consulta con el equipo de neuropsicología de Salusmayores si quieres tener más información al respecto.

 

  1. La rehabilitación neuropsicológica en situaciones de deterioro cognitivo leve.

 

La evaluación neuropsicológica es la herramienta que nos permitirá determinar si una persona presenta una o varias capacidades cognitivas por debajo de lo esperable para su edad y nivel educacional. Si este es el caso, la persona debe comenzar con un proceso de rehabilitación neuropsicológica con el propósito de mejorar en la medida de lo posible los cambios experimentados y retrasar la aparición del deterioro en otras áreas. A menudo el deterioro cognitivo es la antesala de la demencia, los estudios y la experiencia nos dice que mantener a la persona en la situación de DCL en el tiempo es posible pero una vez que convierte a demencia es más complicado enlentecer o mantener la evolución del deterioro.

 

Los cambios neuropsicológicos más apoyados por la literatura sobre enfermedad de Parkinson son: déficit de orientación espacial, dificultad en el cambio de tareas, dificultades de memoria, reducción de la fluencia verbal y dificultades en la iniciación de tareas.

 

En salusmayores abrodamos este entrenamiento a través de sesiones de neuropsicología con una frecuencia de 1 ó 2 veces en semana y a través de estimulación cognitiva diaria y dirigida por el neuropsicólogo clínico.

 

 

Fdo.: Gema Díaz Blancat

Neuropsicóloga Clínica En Salus Mayores Centro de Día

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *