Los talleres de psicología se llevan a cabo en el salón de nuestro centro en Pozuelo e inserta como novedad a otros talleres del centro que se trabaja con material visual proyectado y el ejercicio se resuelve de forma conjunta a través de la puesta en común. Lo que se pretende a través de esta fórmula es favorecer la interacción entre usuarios; Proponer dinámicas de trabajo diferentes para evitar la monotonía en el formato de las actividades; Que cada usuario pueda reconocer de una forma natural sus puntos fuertes y débiles frente a los compañeros y  mantener el estado de alerta durante todo el tiempo posible ya que deben llevar un turno de respuesta o porque el terapeuta puede preguntar espontáneamente a cualquiera del grupo.

Se llama taller de psicología porque en él se abordan distintas áreas o aspectos de esta disciplina, así es objetivo de este taller tanto la estimulación cognitiva, como las habilidades sociales o los aspectos emocionales. A continuación voy detenerme a explicar brevemente qué es y en qué consiste el trabajo en estas áreas.

¿Qué hacemos en los talleres de psicología de Salus Mayores?

Lo que hacemos en estimulación cognitiva es realizar ejercicios específicos y programados para mejorar el rendimiento cognitivo global (atención, memoria, lenguaje, razonamiento, etc.). Cualquier persona podría beneficiarse de este entrenamiento, aunque el trabajo tiene un sentido especial cuando hablamos de personas con deterioro cognitivo por patologías o propio de la edad. Se diferencia de la rehabilitación cognitiva en que no intentamos que la función se reaprenda, lo que intentamos en este caso es mantener la función el mayor tiempo posible. También es importante diferenciar la estimulación cognitiva de la rehabilitación neuropsicológica, esta última busca trabajar con la persona de una forma holística teniendo en cuenta otros aspectos de la persona más allá de los cognitivos, como son los aspectos conductuales, sociales, familiares y emocionales específicos de esa persona.

Las habilidades sociales nos permiten mantener relaciones interpersonales satisfactorias, su entrenamiento hace que obtengamos el máximo de beneficio y el mínimo de consecuencias negativas al relacionarnos con los demás. Con el entrenamiento en el taller se busca que las personas sepan defender sus propios intereses pero teniendo en consideración los intereses de los demás, cuando ambos intereses entran en conflicto se intenta dotar a la persona de herramientas que le permitan dar soluciones satisfactorias a ambos.

En el taller trabajamos las habilidades sociales a través de ejercicios que permiten conocer y poner en práctica la asertividad, trabajamos sobre cómo es adecuado mantener conversaciones, cómo realizar peticiones, cómo afrontar las críticas o expresar molestia, aprendemos a ser tolerantes y flexibles a otros pensamientos, posturas u opiniones contrarias a las nuestras, entrenamos sobre cómo debemos plantear objetivos y cómo tomar decisiones.

También es objetivo de nuestro taller mejorar el estado de ánimo para ello aprendemos a reconocer y parar los síntomas de ansiedad, trabajamos para aumentar autoestima y para tomar conciencia sobre las creecias irracionales que podemos tener y que son a menudo fuente de frustración e intentamos caer en la cuenta de qué actividades son placenteras para fomentarlas.

Gema Díaz Blancat

Neuropsicóloga